Busqueda
¿Qué desea Buscar?
Categorias
Anuncios patrocinadores
 
MEMORIA DE UNA IDEA...
ver fotos   ver video
29/04/2010 06:18:16 a.m.
Categoria: Concursos
Opiniones de los Talleristas y Jurados del concurso "Por Nuestro País Primero " al conmemorarse el 30 Aniversario de su creación.

Manuel Matos Moquete

 Guardo un grato  y edificante recuerdo de los talleres del concurso literario de la Sociedad Cultural  Renovacion .Puerto Plata tiene y da con el  proyecto de la Sociedad un ejemplo para el pais.Ejemplo en muchos sentidos:dedicacion de una persona como usted y toda la in stitucion;apoyo de los empresarios y en particular de la Fundacion Brugal;participacion de toda la sociedad puertoplateña ,la cual sigue  esos premios con orgullo consciente de ser la dueña de ese patrimonio cultural.
Aprecio  mi participacion como jurado en el  premio de  ensayo y en los talleres,asi como en encuentros con los escritores  de esa gloriosa y culta ciudad, como una pagina excepcional en mi vida intelectual y educativa,pues me permitio aprender mucho y dar con  alegria e interes conocimientos y entusiasmo. 

 

Ramona Rodriguez

Celebración  de una simbólica derrota del Minotauro.

Agradezco al Orden Divino, desde esta ubicación de espacio y lugar en el que nos encontramos, y desde mi condición  profesional de educadora, la oportunidad de poder responder a la convocatoria anual  que nos hacen  la Sociedad Cultural Renovación y las empresas y entidades  que como la Fundación Brugal sustentan desde hace treinta años este hermoso ejercicio del intelecto y del  espíritu.. 

El  poder participar en este encuentro sociocultural, que me permite, ser testigo  de los  descubrimientos y hallazgos de  extraordinarios talentos artísticos es una verdadera  y significativa experiencia

Agradezco, además, a las personas, instituciones y empresas, que asumen una manifiesta actitud de compromiso con las personas, entidades, y en particular  con nuestro País, al ofrecernos  la oportunidad de trabajar solidariamente en la forja educativa de nuevos talentos y valores.

Esta convocatoria anual para la entrega del premio a los participantes del concurso “Por Nuestro País Primero” se convierte en una celebración del intelecto, de la sensibilidad estética y artística. Pero sobre todo, del crecimiento y desarrollo de nuestra condición humana.

Como tallerista y como miembro del Jurado del Concurso, he tenido la gratificante experiencia de poder aquilatar los extraordinarios valores humanos, tanto de los compañeros componentes del jurado, de los formadores y facilitadotes de los talleres, así como de los participantes y concursantes  e n esta experiencia de trabajo creativo. 

Pero lo más atesorable de esta  interacción es la verificación  sostenida de una intención común de “abrir camino”, de enfrentar los oscuros laberintos que nos amenazan, desde la desconfigurada forma del Minotauro. Todos, estimulados y unificados en la comprometida y entusiasta visión inspiradora de Da. Liliam Russo, quien sigue empeñada, además, en vencer los “Molinos de Viento” , en cuanto salgamos de la cueva oscura donde habita el monstruo   de la ignorancia limitante, casi instituida por múltiples factores y variables en nuestro devenir socio-histórico.

Sugerimos a los que  han participado, a los  que  han respondido a esta convocatoria y que no han resultado “ ganadores” que retomen el sendero, que reformulen sus temas y  sus recursos expresivos y sigan intentando, abriendo nuevas vías y canales a su valiosa energía creadora.

El versátil e híbrido,  Ensayo es un género propicio para el laboratorio mental, para la reflexión y el análisis, pero sobre todo, aunque parece no tener lindes, tiene un perfil muy  particular y permite la más amplia oportunidad de la manifestación de la simbiosis de razón y pasión , razón y emoción , que todos necesitamos unificar y expresar.

¡ Hasta nuestra próxima celebración!!!!

 

José Mármol

Una histórica labor educativa y cultural

Una de las pocas experiencias culturales, de las que me siento orgulloso, es la de haber acompañado por décadas a la prestigiosa Sociedad Cultural Renovación, Inc., en la realización de los concursos literarios anuales “Por nuestro país primero”, y especialmente, en el género de poesía, amparado bajo el nombre de Emilio Prud’Homme.

Recuerdo, con sobrado cariño, aquellos años de inicios de mi participación, a mediados de los 80, en los que me internaba, junto a mi familia, por tres días, al menos, en las hermosas playas y calles de Puerto Plata, para llevar a cabo los talleres de poesía para adolescentes, durante el día, y las largas tertulias nocturnas con los jóvenes creadores puertoplateños, inclinados a la poesía, el cuento, el ensayo, la pintura, la fotografía, la música, en fin. Años de intensa pasión y dedicación. Años en los que tuve el honor de conocer a Doña Lilian Russo, cuyo amor por su ciudad, por un mejor futuro para los niños y jóvenes de Puerto Plata, y cuya incansable labor educativa, de promoción y difusión de las letras y las artes a través de la Sociedad Cultural Renovación constituyen un singular ejemplo de abnegada y desinteresada misión social, así como de profundo y auténtico patriotismo.

Haber gozado del privilegio de ser parte del crecimiento, de la evolución y permanencia de este concurso literario; de haber conocido el trabajo y las aspiraciones artísticas de tantos niños y jóvenes, algunos ya hombres y mujeres hoy día, consagrados artistas y escritores otros, y de haber compartido con renombradas figuras de la educación, las artes y las letras de nuestro país los afanes en talleres y escrutinios me hacen sentir dichoso, verdaderamente afortunado.

Me regocijo en celebrar los 30 años del concurso, junto a Renovación y todo su personal de apoyo, como también junto a Don Osvaldo Brugal y la firma Brugal & Compañía, no solo soportes económicos, sino, además, propulsores comprometidos con las nobles causas de Renovación.

Enhorabuena, y que la llama que mantiene vivo el espíritu altruista y patriótico de la Sociedad Cultural Renovación y de su valiosa gente, prenda en las demás provincias del país, para la construcción de una nación de hombres y mujeres educados, artísticamente sensibles y, en consecuencia, verdaderamente libres.

 

Plinio Chahin

Merecidas y acertadas palabras las  del siempre preclaro poeta y amigo José Mármol!Quien si no es él?

Me sumo  al regocijo de  la Sociedad Renovación, y con ello, vaya mi reconocimiento a doña Lilian Russo, por el invaluable trabajo, dedicación y entrega  durante estos 30 años, en favor de la juventud de Puerto Plata. Enhorabuena!

Felicidades, pues.

Vaya un cálido abrazo de su amigo y  colaborador,

 

Basilio Belliard

Para mí haber sido jurado durante varios años del Premio de Poesía de la Fundación Cultural Renovación ha constituido una estupenda experiencia, pues me ha permitido conocer las propuestas poéticas de muchos participantes, especialmente, de jóvenes y autores consagrados. Además, ha sido una experiencia gratificante en la medida en que he podido comprobar la calidad de los textos enviados al concurso y de la variedad de técnicas y recursos literarios usados. Asimismo, de haber participado en la premiado de obras de gran valor estético, que quedarán no solo en la tradición literaria de Puerto Plata, sino en los anales de las letras nacionales.

Este concurso, que ya tiene categoría nacional, ha colocado a Puerto Plata a la altura de otras provincias y de la ciudad capital, pues tiene un premio de literatura donde participan muchos autores no solo inéditos, sino de gran reconocimiento nacional, en razón de la seriedad y la proyección que ha alcanzado.

Hay que destacar el papel llevado a cabo por sus organizadores y felicitar a la Fundación Brugal por el apoyo dado a estos premios, a la constancia y el tesón de Doña Liliam Russo, alma viva de este concurso, así como a tantos autores consagrados y laureados que han fungidos como jurados en la historia de los mismos, y de igual modo, por los talleres impartidos durante tantos años a tantos jóvenes. Los frutos de esta loable labor se deben a la permanencia de esta experiencia cultural y al rol desempeñados por este certamen para el desarrollo de la cultura y las letras en ciudad de Puerto Plata.

Felicito y celebro con gran entusiasmo y pasión los treinta  años de esta premiación, que constituye un ejemplo a seguir por otras provincias del país, al tiempo que aprovecho la ocasión para instar a otras empresas e instituciones culturales a darle su apoyo a este certamen literario. 




Eleanor Grimaldi

¿Qué ha pasado en Renovación al cabo de 30 años?

Sencillamente se ha adquirido más conciencia sobre lo que significa desarrollar un proyecto de literatura infantil en una ciudad donde la gente es sumamente creativa, donde los niños sueñan y viven a la orilla de un mar de plata, en una ciudad inspiradora que motiva a la producción artística. En esa falda de la loma Isabel de Torres, donde cada uno de nosotros cada año va y vuelve tratando de dilucidar la poesía, el cuento, las anécdotas que escriben los niños y jóvenes de la provincia.

Cuando llegué a esa Provincia hace ya 30 años, lo primero que hice fue plantear a Doña Lilliam Russo,  que los concursos fueran los depositarios del verdadero saber de los niños y que desde los talleres se tomaran los trabajos para ser premiados, porque intuía y sabía que la mano adulta puede intervenir cuando se trata de concursos de literatura hecha por niños; el adulto con la mejor intención de que el niño o la niña quede bien. Sin embargo, fue una experiencia enriquecedora ver como los niños aceptaron el reto y me siento orgullosa, porque premiamos cada año lo que los niños hacen en nuestra presencia. Esto le da un valor agregado a los concursos infantiles de Renovación con el apoyo de Brugal & Co.

Nosotros los jurados, tenemos pocas palabras para expresar lo que sentimos cuando un niño hace un poema o elabora un cuento en nuestra presencia, después de haber sido bien motivado, tratando de decirnos en palabras sus sentimientos sobre la naturaleza, los astros, la paz, los héroes y próceres de la nacionalidad dominicana.

Hay grupos a los que para motivarlos he tenido que cantarles, a otros los he puesto a realizar trabajos en masilla, papel, usando otros recursos que poco a poco lograron que se sintieran atrapados por los talleres. Ahora algunos niños aún sin la edad adecuada para participar, quieren venir cada año, algunos ya me conocen y solo vienen a las aulas a saludar, porque han quedado impresionados y motivados. Otros me dicen: Profesora estoy haciendo más cuentos. A mí realmente me conmueve esto y ha valido el esfuerzo de dejar la ciudad, el trabajo y la familia por unos días, para entregarle a Puerto Plata, algo de nuestras vidas.

Mucha gente no entiende como somos capaces de trabajar hasta con 250 y 300 niños y podemos motivarlos, logrando disciplina, atención y una gran producción, donde en ocasiones la producción es tan profusa que me veo en la obligación de depurar los trabajos para no llevar tantos paquetes a la evaluación final del concurso.

Creo en este proyecto de Renovación y ese es el motivo por el cual han pasado 30 años como sin darnos cuenta, donde el tiempo aunque no se ha detenido, nos hemos centrado en conocer a los niños, en internalizar sus problemas, sus ilusiones, sus esperanzas, para ayudar a una parte de nuestra patria a seguir adelante a pesar de los inconvenientes y a que los pequeños no pierdan la sonrisa, que puedan vivir su edad antes que la realidad de la vida los sofoque. Nos hemos vuelto nosotros los jurados también como niños pequeños que también vuelven a vivir la infancia, y que también soñamos  con una patria liberada de problemas.

Siempre digo que este proyecto merece que las autoridades provinciales y nacionales le pongan toda su atención y que se conviertan todas las provincias en una realidad igual; que el sueño que hemos ayudado a realizar en estos valiosos 30 años, se multiplique. Aseguramos y auguramos que Puerto Plata tendrá muchos escritores, que será una provincia prolífera en literatos y que el futuro de Puerto Plata está junto a esos niños y jóvenes que hoy comparten los talleres de Renovación. Esos son los hombres y mujeres del mañana que caminarán hacia una luz diferente, hacia un norte y un amanecer donde el despertar será más creativo y la sociedad de Puerto Plata aprenderá a través de estos niños y jóvenes a solucionar sus propios problemas de la manera mas creativa posible. En eso confiamos.

 

 

Margarita Noboa

Hoy festejamos el 30 aniversario del Concurso Literario Por Nuestro País Primero.  Celebramos estos años como un binomio perfecto:  Renovación cada día contribuyendo a desarrollar los talentos literarios de los infantes y jóvenes del país, estimulando una actitud pro-activa frente a los libros; y la Fundación Brugal  apoyándola y respaldándola en todo lo que emprenda.  ¡Puerto Plata, la Reina del Océano Atlántico, está de fiesta hoy!

 

Carlos Fernández-Rocha

La experiencia de ser jurado de un concurso de cuentos como este es muy gratificante. Aunque no cabe duda que a veces es un trabajo fuerte, uno tiene la satisfacción de estar en contacto con los más jóvenes creadores que descubren su talento para nosotros línea tras línea. Sé que para muchos ha sido una experiencia traumática, pero para mí el descubrir que entre cientos de concursantes todos los jurados nos hemos fijado en los mismos cuentos, ya es una confirmación de que la selección que hemos hecho ha sido reconocida y validada por otros.

La variedad de temáticas que encontramos es interesante, aunque la tierra, el campo, parece que lo sentimos muy cerca y nos sigue motivando. Lo mismo podría decirse de la historia, ya sea recreada o ficcionalizada. La cantidad de mujeres que concursan no dejan dudas de que la literatura es un campo en donde la mujer no se siente marginada.
Este concurso en particular tiene la característica especial de contar con una larga historia de talleres literarios de todo tipo que han ido formando una inusual cantidad de jóvenes. El futuro lo dirá, pero creo que es promisorio.

                              

Danilo De los Santos

Con más de ocho décadas formando parte de la historia de Puerto Plata y de esa otra historia de las grandes y sobrevivientes sociedades culturales de la Republica Dominicana, Renovación es un claro, eficaz y esperanzador ejemplo de una sociedad cultural con voluntades de sostenimiento identitaria que se asienta en el regocijo de la pertenencia citadina, portuaria, provinciana y sostenido en una programática donde el respaldo pertinente tiene por principal fuente una empresa puertoplateña: Brugal y Compañía, en su conocidas y reorientadas instancias gerenciales.

Recuerdo la primera vez que resonó desde los ojos a los oídos la proclama ´´por nuestro país primero´´, un elevado principio de conciencia nacional que si bien buscó respuestas puertoplateñas de todas las edades en relación a un concurso literario, no tardó en extenderse a convocantes de todo el país que debemos tener como honra nominales a Virginia Elena Ortega, Antera Mota, José Dubeau, Rufino Martínez, Jaime Colson y Emilio Prud Home, grandes nombres del panteón sociocultural a los que pueden añadirse otros provincianos que han sentido las olas de un atlántico fregarse en la palmeras y pronunciando el nombre de Luperón con eco hacia la elevación de Isabel de Torres con sus confines hacia la Patria.

 En la patria chica o provinciana, la Sociedad Cultural Renovación tiene una historia institucional que fue iniciada en 1928, como un proyecto juvenil abierta y consagrada a todos los tiempos presentes donde creaciones, hechos y memorias son el norte de un norte donde se localiza anclada como un patrimonio espiritual de particulares latidos. Son los latidos a conciencia de quienes siguen abonando con presencia, programas y sostenimientos leales lo que se entiende como ¨tiempo para compartir y amar¨ siendo jóvenes y por los jóvenes, sintiendo la dominicanidad y por el país primero. Amén!

 

Lucia Amelia Cabral

 Renovar es transformar, es construir.  Empeñarse en que las cosas y sus circunstancias cambien para lo mejor.  Ese transito de perseverancia y  bien hacer es la historia de luz de la Sociedad Cultural Renovación, con domicilio en Puerto Plata, a la falda de Isabel de Torres, frente a la  inmensidad del mar.

Su concurso literario Por mi país primero esta de fiesta.  ¡Treinta años palpitantes y palpables! Espacio de trabajo consagrado.  Testimonio de fe de Renovación, que se registra en los anales del  anhelo y compromiso con el presente y el porvenir de la Republica Dominicana.  

 

                                   

Rafael Peralta Romero   

La Sociedad Cultural Renovación, de Puerto Plata, es una de las instituciones más antiguas  en su género en nuestro país y tanto por el concurso literario que  organiza cada año  bajo la divisa “Por nuestro país primero”, como por sus servicios de biblioteca  y la realización de conferencias y talleres, se ha constituido en un punto de apoyo indispensable para la actividad cultural dominicana.

El concurso de Renovación es el más amplio en cuanto a cantidad de premios entre todos los que se realizan en el país,  y por su antigüedad se ha convertido en paradigma nacional, despertando el interés de creadores literarios de todas las edades, establecidos de uno a otro confín del territorio nacional.

Desde sus orígenes y los motivos que la generaron,   Renovación ha marcado  un camino digno de ponderación y de  imitación.       

A mí me ha resultado gratamente impresionante asistir a la entrega de premios de 2009, ocasión en que pude ver a  intelectuales y profesionales de la literatura junto a decenas de  niños, niñas y jóvenes  recibiendo sus galardones en presencia de  distinguidas personalidades invitadas.

Creo que  la Sociedad  Cultural Renovación cumple una sagrada misión al   promover el acceso a la cultura en el marco del conocimiento, además de divulgar y preservar el patrimonio cultural de nuestro pueblo. Siempre habrá que alegrarse de la existencia de instituciones como Renovación, …ay, si en cada provincia tuviéramos una sociedad así…

                            

Pura Emeterio Rondón

Los concursos organizados por la Sociedad Cultural Renovación llenan un importante espacio en la vida cultural dominicana. Tienen la particularidad de abarcar en sus categorías todas las edades, dando cabida en ellos a niños/´as jóvenes y adultos/as. Su incidencia principal es en la Provincia Puerto Plata, donde niños/as y jóvenes  de centros educativos públicos y privados, encuentran esta vía tan apropiada para cultivar su vocación literaria, en  unos certámenes más educativos que competitivos, pues van precedidos de talleres que les permiten adquirir herramientas para la creación en los distintos géneros literarios, objeto del concurso.

Estos talleres, además de proveer  las orientaciones necesarias a los principiantes, se convierten además en instrumentos prácticos que favorecen altamente la equidad, por que permiten la  igualdad de condiciones para la participación de  aquellos estudiantes que, teniendo talento natural, carecen de un ambiente  escolar o familiar apropiado para desarrollar su vocación.

Por lo antes dicho, mi experiencia como tallerista es de honda satisfacción y de entera  compenetración con esta tarea  humanista y educativa. Siento que con mi participación respaldo y contribuyo modestamente a un trabajo  de inmensa proyección patriótica. Una vez más felicito a todo el equipo de Renovación y especialmente  a una mujer incansable y visionaria como Liliam Russo.

 

Emelda Ramos

Participar como tallerista y jurado del Concurso Por Nuestro País Primero, ha sido una experiencia invaluable por cuanto me ha permitido, como escritora y educadora, entrar en contacto directo con la nueva generación, lograr procesos de  intercomunicación,  tomarle la temperatura espiritual , que hace posible apreciar:


1-Los valores que permanecen y los que se están desdibujando en su interior.
2-Los hábitos, carencias y necesidades lectorales.
3-El nivel de dominio, desarrollo y evolución de la lengua.
4-La canalización de sus capacidades  expresivas y creativas  a través del cuento y la poesía.    

 

                     

Diógenes Valdez

 

En lo personal, el haber participado por más de veinte años como tallerista y jurado de los concursos literarios convocados por la Sociedad Cultural Renovación y con el apoyo de la firma Brugal y Compañía, C. por A. y hoy por la Fundación Brugal ,forman parte de los acontecimientos más positivos en mi vida de escritor.

Negado rotundamente a la docencia, esa labor de enseñar a los nuevos impulsado por Renovación, no sólo me atrajo por el reto que constituía, sino que pudiera advertirlo desde el primer instante, dicho trabajo fue afinando mis instrumentos literarios, permitiendo que escribiera y publicara cinco libros de cuentos (más otro que se encuentra inédito), una docena de novelas (media docena más esperan para su publicación) y un par de libros de ensayos (hay que adicionar uno más a la cuenta anterior).

Sin la participación en los talleres de Renovación muchas de estas obras y proyectos se habrían quedado en tintero, porque  más que enseñar, durante la realización de dichos talleres —que no son otra cosa que una tarea de amor hacia el pueblo de Puerto Plata—, lo que este humilde mortal ha hecho, es aprender, puesto que el interés de ofrecer a los estudiantes una visión diferente de lo que es el cuento, me llevó a investigar las técnicas de los grandes maestros del género y, en este proceso quien hace la presente confesión resultó ganancioso.

La labor de la Sociedad Cultural Renovación sin embargo, no se quedó en el compromiso de proporcionar a los jóvenes interesados las herramientas técnicas necesarias para poder construir un cuento. Además de lo anterior había que crear un estímulo que motivara a la juventud puertoplateña y de esta necesidad es que nacen los concursos literarios, algunos de ellos dotados con jugosos premios en metálico.

Al cumplirse estos primeros treinta años de la creación del concurso literario Por Nuestro País Primero, los frutos cosechados no podrían ser más abundantes ni más agradables al intelecto y esa llama que encendieron las manos de un grupo de mujeres que dirigen la institución, esperamos que siga ardiendo por muchísimo tiempo más, para beneficio de todos los dominicanos, porque de una  manera muy particular  en el corazón de los habitantes de esta "novia del Atlántico", Nuestro País está Primero.

 

 

 
Sociedad Cultural Renovación, Puerto Plata, República Dominicana Copy Right (c) 2010
Diseño y Desarrollo: Dovinet